REJUVENECIMIENTO FACIAL

Láser para rejuvenecer la piel

El rejuvenecimiento facial con láser es un tratamiento rejuvenecedor que reduce las arrugas, cicatrices e imperfecciones de la piel y mejora su calidad.

Se usa para tratamiento de arrugas e imperfecciones faciales.

Se puede usar de manera localizada en determinadas zonas (periocular, peribucal) o de manera generalizada (cara y cuello)

El tratamiento para la rejuvenecimiento facial consiste en estímulos laser que eliminan la capa superior (epidermis) y calientan la capa más profunda (dermis). Esto obliga a una generación de piel nueva y formación de colágeno reduciendo el numero de arrugas.

Los láseres fraccionados ablativos y no ablativos son los mas utilizados en este tipo de técnicas, como el laser Co2 o los láseres de erbio 1540/1550.

El tiempo de recuperación en un laser fraccionado no ablativo es de pocos días (2-3 días) y en un laser fraccionado ablativo de entre 1 y 2 semanas.

Rejuvenecimiento con láser fraccionado no ablativo (1550/1540 nm)

El procedimiento se realiza bajo anestesia tópica en crema. Tiene una duración entre 15 y 30 minutos según la zona a tratar. Después de la sesión es evidente un claro enrojecimiento de la piel que suele durar entre 24 y 48 horas.

Los cuidados post tratamiento son sencillos y consisten en aplicación de cremas epitelizantes varias veces al día y fotoprotección solar.

En el caso de este tipo de láser se suele realizar una o varias sesiones al año y el tarda varios meses en verse el resultado final siendo dado que la producción de colágeno es un proceso lento.

Su principal indicación es la prevención del envejecimiento cutáneo.

Rejuvenecimiento con láser fraccionado no ablativo (Co2 10640 nm)

El procedimiento se realiza bajo anestesia tópica en crema, anestesia tópica troncular o a veces algún tipo de sedación superficial.

Tiene una duración entre 15 y 30 minutos según la zona a tratar.

Después de la sesión de forman unas pequeñas costras superficiales o más profundas segundo la intensidad de la sesión

La recuperación puede tardar entre 4 y 15 días según el tipo de paciente y requieren unos cuidados especiales como la aplicación de cremas de antibiótico y/o antiinflamatorias para evitar la sobreinfección en los días posteriores.

Los resultados son superiores a los del láser fraccionado no ablativo especialmente en pacientes con envejecimiento cutáneo moderado o avanzado.

Suelen realizarse una única sesión, siendo los resultados finales valorables al final de 3-5 meses.

¿Quieres rejuvenecer tu piel? Mándame una consulta o pide cita para poder tratarlo.