CICATRICES DE ACNÉ

¿Qué es una cicatriz de acné?

En casos graves de acné la probabilidad de cicatrices es alta, entre el 10 y 15% según los estudios.

La posibilidad de formación de marcas de acné viene determinada por la gravedad del acné (número de lesiones y grado inflamatorio de las mismas), la duración del acné y la tendencia genética de cada individuo para formar cicatrices.

Es fundamental tratar cuanto antes las lesiones inflamatorias de acné para evitar la formación de cicatrices.

En el tratamiento de las cicatrices de acné debemos primero identificar el tipo de cicatriz, la gravedad de la misma y después establecer un plan de tratamiento según las 2 características anteriores.

Tratamiento de las cicatrices

Existen diferentes tipos de cicatrices de acné:

Hiperpigmentadas: Se produce un aumento de pigmento en la zona de la cicatriz como consecuencia de la inflamación inducida por la lesión de acné. Es típico frecuente en lesiones manipuladas y pacientes de fototipos altos.
Eritematosas: Es típico de cicatrices recientes de acné, están formadas por aumento de la vascularización de los tejidos inducida por el proceso inflamatorio.
Hipertróficas o queloides: Existe un exceso del tejido, dermis (fundamentalmente colágeno), como respuesta al daño tisular producido por la respuesta inflamatoria, es típico de pacientes con tendencia genética a formar este tipo de cicatrices y en el acné de la espalda.
Atróficas: En este tipo de cicatrices existe una falta de tejido, como en los casos anteriores esta destrucción se produce durante el proceso inflamatorio y la formación de colágeno no es la más adecuada en las etapas posteriores (hay de tres tipos: ice pick, box car o rooling)

Tratamiento de las cicatrices de acné

Dependerá fundamentalmente del tipo de cicatriz, del tiempo de evolución y de la gravedad.

Cicatrices hiperpigmentadas

Se pueden tratar con láseres de pigmento como los laser de picosegundo o qswitch de 755nm o 1064 nm. La respuesta es satisfactoria en la gran mayoría de casos, siendo necesario pocas semanas para ver el resultado final.

Cicatrices eritematosas (rojas)

Para el tratamiento de este tipo de cicatrices es fundamental parar la inflamación producida por el acné, para evitar las recidivas. Una vez que tenemos las lesiones inflamatorias controladas, podemos realizar el tratamiento con diferentes láseres vasculares como el láser de colorante pulsado, el láser de neodimio yag o la luz pulsada intensa.

La respuesta a los tratamientos suele ser rápida, siendo el resultado valorable en pocos meses.

Cicatrices Hipertróficas o Queloides

Son lesiones de difícil tratamiento que pueden requerir la combinación de diferentes técnicas para obtener un resultado final satisfactorio. El tratamiento debe ir enfocado a en primer lugar bajar la inflamación, en segundo lugar a reducir la cantidad de tejido en exceso y posteriormente a mejorar la textura y el color de la cicatriz.

Para esto debemos combinar infiltraciones de corticoides, crioterapia, placas de silicona y láseres vasculares o fraccionados ablativos y no ablativos.

Suelen ser necesarios varios meses para conseguir valorar el resultado final.

Cicatrices Atróficas tipo Icepeak y boxcar

Este tipo de cicatriz va a requerir un tratamiento diferente según el tamaño que tenga.

Cicatrices con diámetro grande pueden requerir tratamiento mediante extirpación quirúrgica y las cicatrices pequeñas puede ser suficiente con láseres ablativos tipo el láser de Co2 o con peelings profundos como el de tricloroacético.

Suelen ser necesarias varias sesiones y varios meses para llegar al resultado final.

Cicatrices tipo Rolling

Son cicatrices muy difíciles de tratar, suele necesitar combinar varios tratamientos. Para ello suele ser necesario combinar la subcisión, los láseres fraccionados ablativos y no ablativos y las infiltraciones con ácido hialurónico.

¿Tienes alguna cicatriz? Mándame una consulta o pide cita para poder tratarla.